Viernes, 15 de marzo de 2019

Es indudable que el conocimiento es fundamental para el progreso social. Es posible obtenerlo de manera casual, como ocurrió, por ejemplo, cuando se descubrió el fuego, la penicilina o el horno de microondas.

Sin embargo, el desarrollo de las ciencias no puede quedar librado al azar. Por ello, es esencial la obtención de conocimiento científico, es decir, aquel que se produce de manera intencionada, racional y sistemática.

En el área de las ciencias sociales, el objeto de estudio es la sociedad y las relaciones que se producen entre los individuos dentro de ella.

La estrecha relación que existe entre Sociedad y Derecho, determina que la solución de la mayoría de los problemas sociales gire en torno a la aprobación o modificación de normas legales. En ello radica la importancia de la investigación científica de los fenómenos sociales con relevancia jurídica.

La solución de problemas jurídico - sociales requiere de la construcción de conocimiento científico obtenido de manera objetiva, racional y sistemática del medio social en que se manifiestan, con el empleo de uno o varios métodos.

El empleo del método implica diseñar un procedimiento, una secuencia lógica de etapas previamente planificadas, para obtener la información documental y empírica necesaria que permita alcanzar los objetivos propuestos y la comprobación de la hipótesis.

La elaboración de un trabajo de tesis en el área jurídica, requiere la identificación de un problema que pueda ser solucionado normativamente.

El problema identificado debe ser expresado en forma de pregunta de investigación, cuya respuesta tentativa se encuentra en la hipótesis. Deben formularse los objetivos de la investigación que guiarán el camino a seguir con el fin de demostrar, o no, la veracidad de la hipótesis.

La tesis jurídica puede ser de tipo dogmático – formalista o de orientación socio jurídica.

La tesis jurídica dogmático – formalista, denominada también teórico – dogmática, está orientada al análisis teórico conceptual de normas e instituciones jurídicas, su sistematización, interpretación y aplicación. Se fundamenta en el razonamiento lógico, por lo que no requiere la realización de trabajo de campo para demostrar la hipótesis, no obstante, es esencial poseer sólidos conocimientos jurídicos para desarrollarla.

La tesis socio - jurídica, además de la recopilación de información documental y el análisis lógico de la misma, requiere obtener datos de la realidad social a través de técnicas e instrumentos adecuados al objeto de la investigación.

La elección del tipo de tesis estará determinada por el tipo de problema a ser investigado.

Publicado por Claudia_Portugal @ 18:05
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios